Internacionales

Simuló la muerte de su hijo para separarlo del padre biológico y criarlo con su pareja

Una mujer ha sido sentenciada a tres años de cárcel  por simular la muerte de su hijo, intentar darlo en adopción y registrarlo con un padre falso para poder apartarlo del verdadero progenitor, Álvaro Area, un militar gallego de 26 años que ha sido identificado como su padre al 99,99%.

La mujer declaró que no se acordaba que lo parió “por la depresión postparto”.

Recibe las noticias directo en tu Whatsapp.
UNIRME A GRUPO DE WHATASPP


El plan original de la mujer era tener una paternidad compartida con Álvaro Area, un militar gallego de 26 años. Sin embargo, la situación se transformó en una relación romántica que ella terminó al quinto mes de embarazo, diciéndole al hombre que no había bebé y que pocos días antes murió durante el parto, reportó El Mundo.

Álvaro se fue a la sede de la Guardia Civil  en Murcia, España. Allí preguntó en el registro si es o no padre, el lunes 4 de enero de 2016. Los funcionarios citaron a Lidia, quien se presentó en el lugar personalmente. Apoyada por su nueva pareja, identificada como Lucas S., la mujer repitió que el bebé murió en el Hospital Los Arcos del Mar Menor.

“Aquel día ante la Guardia Civil me hundí, creí completamente que mi hijo había muerto. Pero me activé porque me di cuenta de que tenía que actuar muy rápido. Pasé una pesadilla que luego dio paso a otra pesadilla”, dijo Álvaro, que conservó la sospecha de que la mujer le estaba mintiendo y al día siguiente consiguió que un funcionario de la Región de Murcia le confirmara que sí era el padre de un niño.

Fotografía Profesional para tu Evento

Prueba de ADN confirmó que era padre y su hijo estaba vivo

La realidad era que el menor nació  el jueves 31 de diciembre de 2015. No obstante, Alvaro debía darse prisa, pues la madre quería dar al niño en adopción, incluso declaró antes las autoridades desconocer la identidad del padre, que “no quiere al niño”.

Posteriormente, Álvaro se dirigió al hospital y descubrió que Lidia le dio el nombre de su nueva pareja al niño: lo llamó Lucas Fernando. Al escuchar la noticia, el padre desesperado se dirigió a los juzgados para demandar a la mujer.

Una prueba de ADN confirmó que Álvaro Área y no Lucas S. es el padre del niño, pero Lidia conservó la custodia. Al padre se le otorgó estar con él los fines de semana alternos y días entre semana, “pero su madre siempre me negaba el acceso a él”. El hombre consiguió ver a su hijo que creía muerto cuando ya tenía un año de edad y tras colocar varias denuncias.

Actualmente, la Fiscalía  pide tres años y medio de prisión para Lidia R. y Lucas S. La pareja podría recibir dos años de cárcel por el cargo de alteración de paternidad y uno y medio por falsedad documental, por inscribir al niño premeditadamente en el Registro Civil con un padre falso.

Agencia

Mira nuestras noticias en Instagram.
SIGUENOS EN INSTAGRAM


Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba