Luis Ortega Alcalde
Salud

¡Alerta! Por qué no debes aplicarte perfume en el cuello

El perfume tiene un efecto positivo en el estado de ánimo pero también puede ser tóxico si no lo utilizamos con cabeza. Algunos de sus componentes actúan como un disruptor endocrino desequilibrando las hormonas y causando una mayor disfunción tiroidea, entre otros efectos adversos.

De acuerdo con la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos, un disruptor endocrino (DE) es “un agente que interfiere con la síntesis, secreción, transporte, unión o eliminación de hormonas naturales presentes en el organismo que son responsables del mantenimiento de la homeostasis, la reproducción, el desarrollo y/o el comportamiento». Simplificando, esto significa que los DES son productos químicos o mezclas químicas, que interfieren con la función hormonal normal.

Recibe las noticias directo en tu Whatsapp.
UNIRME A GRUPO DE WHATASPP


Bien, pues lo creas o no, el perfume que usas a diario contiene algunas de estas sustancias químicas, y ni siquiera figuran en la etiqueta debido a la ley de secreto comercial, que exime a los fabricantes de la obligación de revelar todos sus componentes bajo la denominación de ‘fragancia’. El problema es que no nos detenemos a pensar que las fragancias o los aromas son productos químicos. Y los productos químicos de las fragancias son compuestos orgánicos que se volatilizan o vaporizan en el aire, por lo que además de olerlos, podemos inhalarnos.

Nos estamos refieriendo a los ftalatos (sustancia química que se añade a los plásticos para dotarlos de flexibilidad) que están presentes en numerosos productos de uso cotidiano, como el esmalte de uñas, perfumes, plasticos, envases de alimentos, ropa, zapatos, etcétera. Varias investigaciones han probado el impacto de este conservante sintético en el organismo y los riesgos de que la población esté continuamente expuesta a él.

La infertilidad

En concreto, existen estudios que han demostrado que estos compuestos alteran el sistema hormonal, sobre todo en varones (provocando infertilidad) y especialmente en niños. Por eso hace años que se prohibió su uso en la fabricación de juguetes. Sin embargo, aunque no se habla mucho de ello, en realidad se sabe mucho más sobre las concuencias que tiene para la salud aplicarse el perfume directamente en el cuello o la muñeca.

Muchos ingredientes de las fragancias son irritantes y sensibilizadores respiratorios, que pueden desencadenar ataques de asma y agravar las afecciones de los senos nasales.

Agencia

Mira nuestras noticias en Instagram.
SIGUENOS EN INSTAGRAM




Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba