Luis Ortega Alcalde
Opinión

¿Dónde está Dios en los momentos difíciles?

Constantemente a través de esta plataforma he opinado acerca de diversos problemas espirituales y sociales que hoy vivimos, de hecho, en un artículo pasado comentaba que vivimos tiempos peligrosos, pero a pesar de esto creo en un Dios vivo, que tiene control sobre todas las circunstancias y eso me da Fe, es esa Fe la que me impulsa hoy mi estimado lector a mostrarte a través de diversos testimonios como ejemplos de bondad dónde se encuentra Dios en medio de estas circunstancias.

La palabra en el Salmo 32:8 nos dice ¨Probad y ved que es bueno Jehová, dichoso el hombre que confía en él¨. Muchas veces para mostrarse el Señor usa a las personas, ejemplo de esto es la fundación ¨Salva una vida¨, esta fundación se dedica a ayudar a pacientes de los hospitales: HUM Hospital Universitario de Maracaibo, Manuel Noriega trigo y el llamado ¨General del sur¨ del Edo Zulia, con parte de su tratamiento, comida y predicando la palabra de Dios que es tan oportuna y restauradora en esos momentos tan duros que enfrentan las personas.

Recibe las noticias directo en tu Whatsapp.
UNIRME A GRUPO DE WHATASPP


La Lic. Anikel wuerman quien es miembro de la directiva de esta fundación, me comentaba en una entrevista para este artículo que todo comenzó el 15 de febrero del 2019, cuando haciendo trabajo de misioneros ella y dos amigos más fueron a la localidad de Tütochi, una comunidad ubicada en el Municipio Machiques del Estado Zulia, estas personas mientras se acomodaban para repartir un poco del amor de Jesús a esa comunidad indígena, uno de los caciques se les acerca y les dice que el bebé de su hermana se encontraba muy mal de salud, entonces se dirigen a ver lo que pasaba con el recién nacido, oran por él, y aparentemente Dios queda en silencio, no responde al momento de la oración, pensaron esto porque el bebé no mejoraba y viendo la situación se deciden a llevarlo al hospital más cercano, mientras todo esto ocurría ellos se comunicaban a la par con el pastor de su Iglesia y con otros hermanos en la fe para que se elevaran suplicas de oración por el niño y otra niña que también tenía problemas respiratorios, entonces deciden llevarlos al hospital de la localidad, este no contaba con los recursos para atender a los dos casos de los infantes y lo remiten un hospital de Maracaibo, el icónico General del Sur, donde hospitalizan al bebé después de una revisión médica se diagnosticó el niño con tosferina y desnutrición grave, la niña no necesitó ser ingresada solo se le recetó tratamiento.

Al estar en el hospital Marabino mencionado, los integrantes de la fundación constatan que no había insumos requeridos para la atención debida de los dos casos de los niños, debido a esta situación se comunican con algunos hermanos en Cristo para que colaboren con parte del tratamiento que necesitaban, y adicionalmente ellos se turnan para cuidar a ese bebé, mientras siguen observando con asombro la gran necesidad existente del hospital.

Las personas respondieron y la mano de Dios se movió, a través de ellas se cubrió el tratamiento del bebé y de la niña que lo acompañaba, incluso sobró y pudieron ayudar a otros niños que se encontraban hospitalizados con el bebé.

Hoy en día en la fundación cuentan con un equipo de más de 30 personas los cuales continúan ayudando a través de 2 programas llamados ¨Plato y bolsa de amor¨ en los hospitales antes mencionados y con una parte del tratamiento para algunos pacientes y dando a ellos la palabra del Señor.

Si desean saber más o ayudarlos lo pueden ubicar en las redes sociales como @salvaunavida.

La necesidad no solo se encuentra en Venezuela, está esparcida alrededor del mundo. Quiero resaltar que no tenemos que estar en las mejores condiciones para ayudar a otros, ejemplo de esto es Abisaí González, una joven Venezolana de 25 años que en el año 2019 viajó en estatus de becada a Brasil, a una escuela misionera con el único objetivo de ayudar a otros y prepararse bíblica y espiritualmente para llevar el evangelio de Cristo a comunidades indígenas, allí pudo servir como voluntaria en el ejército Brasileño preparando kits de higiene personal para personas de diferentes países como Venezolanos, Haitianos, miembros de la Guyana francesa e inglesa que viajan a esa nación buscando un mejor futuro. También sirvió construyendo casas, Iglesias y recogiendo cosechas en comunidades indígenas de Brasil, algo que comentaba Abisaí era lo siguiente: muchos se sorprendían al saber que había una venezolana en el grupo ayudando porque se tiene un concepto erróneo del Venezolano que es pobre y que todo el pueblo necesita ayuda desesperadamente y no puede ayudar a otros, cosa que no es así, pero como dije al principio de esta historia, no se tienen que estar en las mejores condiciones para ayudar a alguien solo tiene que haber disposición y ganas de ayudar.

Otro ejemplo de bondad se vivió a lo largo del mundo hispano hace pocos días, del 25 mayo al 1ero de junio del año en curso. Y es que se promovió un desafío por El predicador, autor y mentor Itiel Arroyo a través de la comunidad ¨Lux¨ que hace vida en las redes sociales, para hacer viral la bondad buscando difundir el amor de Jesús más que con dichos a través de hechos comprendiendo que nuestros actos hablan más que nuestras palabras.

A lo largo de esa semana se repartió alimentos, Biblias y se difundió el mensaje de Jesús a lo largo de países que conforman Iberoamérica, se buscó difundir la bondad y hacer de ella un estilo de vida.

A través de estos ejemplos y muchos otros que permanecen anónimos podemos ver La poderosa mano de Dios moverse, Él siempre está con nosotros aún en los peores momentos, bien lo dice en el libro de Mateo 10 4;2 ¨Cuando demos un vaso de agua fría solamente por cuanto es discípulo no quedaremos sin recompensa¨.

También dice en proverbios 7:17 ¨A Jehová presta el que da al pobre, y el bien que ha hecho se lo volverá a pagar¨.

En estos testimonios de bondad podemos ver a Dios en los momentos difíciles, queda a nuestra decisión si nos dejamos usar por él como instrumentos de su amor y bondad o ignoramos su llamado a servir.
Dios bendiga siempre.

Abg. Leonardo Brooks

Mira nuestras noticias en Instagram.
SIGUENOS EN INSTAGRAM




Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba