Salud

Picazón anal: cuáles son las causas y cómo tratarla

La picazón anal -que no es lo mismo que dolor anal- es una enfermedad frecuente, se presenta dentro o alrededor del ano, suele ser intensa y puede estar acompañada de un gran deseo de rascar, lo cual puede ser vergonzoso o molesto.

También llamado prurito anal, este malestar tiene muchas causas posibles, como problemas cutáneos, hemorroides, exceso o falta de higiene.

Recibe las noticias directo en tu Whatsapp.
UNIRME A GRUPO DE WHATASPP


Si la picazón es constante, lo mejor es consultar con un médico. Con un tratamiento adecuado y autocuidado, la mayoría de las personas obtiene un alivio absoluto de la picazón anal.

Síntomas
La picazón anal puede estar asociada al enrojecimiento, ardor e inflamación, este malestar puede ser temporal o por tiempo prolongado, dependiendo de que lo causa

La mayoría de los casos no requieren atención médica. Sin embargo, se recomienda consultar al médico si el cuadro de picazón anal es continuo o intenso, si se tiene sangrado anal o incontinencia fecal, si el área anal parece estar infectada o si no se puede descubrir la causa de la picazón constante.

Cabe mencionar que la picazón anal constante puede estar relacionada a una enfermedad de la piel o algún otro problema de salud que requiere tratamiento médico.

Causas

En ocasiones, la causa de la picazón anal no es identificable, sin embargo, algunas de ellas pueden ser lo agentes irritantes, las infecciones, las enfermedades de la piel y otras enfermedades.

La incontinencia fecal y la diarrea prolongada (crónica) pueden irritar la piel. La rutina del cuidado de la piel puede comprender productos o comportamientos que irritan la piel, como usar jabones o toallitas húmedas fuertes o lavar la piel de forma demasiado agresiva.

Entre las infecciones que puede causar este problema están las de transmisión sexual, oxiuros y candidiasis. A veces, la picazón anal ocurre debido a una determinada enfermedad de la piel, como la psoriasis o la dermatitis de contacto.

Otras enfermedades pueden ser la causa del picazón anal como la diabetes, enfermedad tiroidea, hemorroides y tumores anales.

Tratamiento y remedios caseros

El tratamiento para la picazón en el ano depende de la causa del problema. Puede comprender adoptar medidas de cuidado personal, como usar una crema para la picazón de venta libre o tratar una infección o las hemorroides.

Si los síntomas de este malestar empeoran de noche, un antihistamínico oral puede ayudar contra el problema hasta que la crema para la picazón surta efecto.

Con los cuidados adecuados, la mayoría de las personas sienten alivio de la picazón en el ano. Es importante consultar con el médico si la picazón persiste

La prevención de la picazón anal consiste principalmente en lavar bien y en forma rutinaria la zona y mantenerla limpia, fresca y seca, así como evitar que la piel se irrite aún más. Sí aún así se tiene el problema, lo mejor es probar primero con las siguiente medidas de cuidado personal.

Se debe limpiar la zona alrededor del ano con agua corriente o jabón suave y un paño suave (que no sea de felpa rizada) una vez al día. No frotarla. Secarla con palmaditas suaves o con un secador de cabello en el nivel mínimo.

Si se tiene incontinencia fecal o diarrea, lo mejor es limpiar la zona alrededor del ano con bolas de algodón humedecidas o un frasco lavador con agua corriente. También puede ser útil aplicar una bola de algodón humedecida o seca por fuera del ano.

Tampoco se debe rascar, ya que la piel se irrita aún más. Puede sentirse alivio al aplicar una compresa húmeda y a temperatura ambiente en la zona o al tomar un baño con agua tibia y avena. Hay que cortarse bien las uñas y usar guantes de algodón mientras se duerme para evitar que se rasque.

Usar ropa interior de algodón suelta puede ayuda a mantener seca la zona, así como evitar usar pantimedias y otras prendas ajustadas porque estas pueden retener la humedad.

También hay que evitar los baños de burbujas, los desodorantes genitales, los jabones fuertes o perfumados y las toallitas húmedas. Usar papel higiénico blanco y sin perfume

Cambiar la alimentación también es clave, reducir o evitar el café, las bebidas cola, el alcohol, los cítricos, el chocolate, los alimentos picantes, los tomates y los alimentos que puedan causar diarrea.

Proteger la piel afectada de la humedad al aplicar una capa delgada de ungüento de óxido de cinc o vaselina. Si es necesario, aplicar una crema con hidrocortisona al 1 % dos o tres veces al día durante un breve período para aliviar los síntomas.

Mantener las deposiciones regulares y sólidas. Si las heces blandas o las deposiciones frecuentes son un problema, puede ser de ayuda agregar fibra a la alimentación de forma gradual.

Agencia

Mira nuestras noticias en Instagram.
SIGUENOS EN INSTAGRAM


Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba