Computadoras y Algo mas
Salud

¿Qué sabes del implante hormonal?

El implante hormonal anticonceptivo (Implanon NXT, utilizado en el Sistema Nacional de Salud) es una pequeña varilla flexible, blanda, de plástico, que mide 4 centímetros de longitud y 2 milímetros de diámetro.

Contiene 68 miligramos del principio activo etonogestrel -una hormona femenina de síntesis que se parece a la progesterona- y una pequeña cantidad de sulfato de bario que lo hace visible en las radiografías, indica su prospecto.

Recibe las noticias directo en tu Whatsapp.
UNIRME A GRUPO DE WHATASPP


Como cualquier otro método anticonceptivo hormonal, no protege de las enfermedades de transmisión sexual, solo de los embarazos no deseados a través de la liberación del óvulo en los ovarios y cambios en el moco cervical que dificulta la entrada del semen en el útero.

Su duración es de tres años, aunque en ciertas pacientes, como por ejemplo mujeres con obesidad, su reemplazo puede precisarse antes, tal y como indica la doctora Marta Salvador Osuna, especialista del Servicio de Ginecología del Hospital Universitario Ramón y Cajal de Madrid.

Coste para el paciente y la Seguridad Social

Este método anticonceptivo esta financiado por la Seguridad Social con receta médica. La paciente solo pagará una parte del implante, es decir, unos 60 euros, el 40 % de su precio total (148,36 euros).

¿Dónde se inserta y cómo es su implantación?

La implantación debe ser realizada por un profesional sanitario, al igual que su extracción.

El implante “se inserta justo bajo la piel en la cara interna de la parte superior del brazo no dominante”, es decir, “si se es diestra se suele insertar en el brazo izquierdo”, explica la doctora.

Implante hormonal proceso de inserción

Pasos a seguir en la inserción del implante hormonal en el brazo. Imagen extraída del prospecto de Implanon NXT. Antes de nada, el profesional anestesia la zona correspondiente para evitar molestias durante la inserción.

“La molestia es generalmente leve. Una vez que la zona está correctamente anestesiada ya no se notará nada”, informa Marta Salvador.

Sin embargo, en las horas posteriores a la inserción se pueden notar molestias leves similares a las que tenemos cuando nos hacemos una pequeña herida.

Nerea M., de 32 años, ha utilizado este implante. Para ella, la inserción “dolió, pero nada, como un pinchazo”. Tras el proceso durante 1-2 semanas sufrió un leve dolor en la zona que “se amorata, nada más”.

Este no es visible, pero sí se puede palpar bajo la piel. La cicatriz que deja el proceso es mínima, pues “a veces es levemente visible y a otras pacientes no les queda marca”.

En cuanto a su extracción, a veces es necesario realizar una incisión algo mayor de unos 4 milímetros y, en ocasiones, “es preciso dar un punto de sutura”. En estos casos si puede quedar una pequeña cicatriz de entre 4 y 5 milímetros de longitud.

“Al quitarlo sí tuve problemas. La profesional que me atendió no pudo extraerlo bien y me tuvo que poner dos puntos en vez de uno”, cuenta esta joven.

Sin embargo, también comparte que su hermana lo ha llevado y en su caso “no ha tenido ningún problema” porque “lo normal es que no pase nada”.

¿Cuándo puedo ponérmelo?

Si previamente no ha tomado otro método anticonceptivo hormonal, “la inserción se realizará entre los días 1 y 5 de la regla, para descartar un embarazo”, aclara la doctora.

Si el implante se coloca después del quinto día de la menstruación, “se debe usar un método anticonceptivo adicional (como un preservativo) durante los primeros sietes días después de la inserción”.

Tras dar a luz, una mujer también puede insertarse el método siempre y cuando hayan pasado seis semanas desde el parto.

“Pasadas las primeras seis semanas postparto no existe ninguna afectación del bebé. Es un método muy recomendable durante la lactancia materna”, señala la especialista.

¿Puede molestar al hacer deporte?

La ginecóloga indica que es difícil que el implante sea molesto o doloroso en la vida normal e incluso en deportistas.

Existen casos muy raros “en lo que el implante se ha desplazado de su sitio”, siendo algo sumamente excepcional.

La fertilidad tras el implante

Es un método anticonceptivo reversible por lo que si se desea retirar el implante antes de cumplir sus tres años de utilidad, puede hacerse recuperando así “la fertilidad de forma inmediata”. Además, se puede volver a usar otro método anticonceptivo sin problema.

Implante hormonal vs. píldora diaria

El método anticonceptivo subcutáneo no lleva estrógenos, al contrario que la píldora combinada.

Anticonceptivos hormonales

“Existen otras píldoras anticonceptivas en el mercado, no combinadas, llamadas píldoras de solo gestágenos o minipíldora que también llevan una sola hormona y son similares al implante solo que por vía oral”, aclara la doctora.

Beneficios y efectos secundarios del implante

Claramente su beneficio principal es evitar embarazos no deseados, añadiendo otros como:

Reducción de sangrado en mujeres con reglas abundantes.
Reducción de dolores menstruales.
En cuanto a sus efectos secundarios, el mas frecuente es el cambio en el patrón de sangrado menstrual, como ocurre con otros anticonceptivos que solo contienen progestágeno.

“Al principio, hasta que mi cuerpo se hizo al implante, se alteró un poco la menstruación y pronto se me fue del todo. Y una vez me lo quité me volvió normal”, explica Nerea M.

Se pueden experimentar cambios en la frecuencia del sangrado: ausencia, disminución, sangrados mas frecuentes o continuos.

Cambios en la intensidad de este: disminución o aumento.

Cambios en la duración: “1 de cada 5 mujeres no tiene sangrado menstrual, algo que no es dañino para la salud”. Mientras 1 de cada 5 experimenta sangrados frecuentes y prolongados.

El sangrado intenso es muy ocasional, pero puede ser razón para abandonar el método.

“El patrón de sangrado durante los tres primeros meses generalmente indica el futuro patrón de sangrado. Estos cambios no significan que el implante no sea adecuado o no esté funcionando bien, en general son alteraciones menstruales leves sin repercusión para la paciente”, explica la doctora Salvador.

Otros efectos secundarios, al igual que los que se presentan en el prospecto de la píldora combinada, son: acné, dolor de cabeza, aumento del peso corporal, dolor y tensión de las mamas, mareos, disminución del estado de animo o del deseo sexual, nerviosismo y aumento del apetito.

“La mayoría de estos síntomas son también leves y suelen ir mejorando con el tiempo, si en algún caso se hacen especialmente persistentes o molestos se debe consultar con el médico”, precisa la doctora.

El método anticonceptivo “más eficaz”

La doctora incide en la eficacia del implante hormonal, que a diferencia de otros métodos, solo lleva una hormona: el gestágeno.

Que su composición hormonal sea única hace que cualquier mujer que tenga una contraindicación médica para el uso de estrógenos (la otra hormona que lleva la píldora combinada) pueda utilizar este método.

El hecho de que se coloque bajo la piel hace que para las olvidadizas sea un anticonceptivo idóneo sin tener que tomar cada día la píldora evitando disminuir su eficacia.

Poco conocido en España, pero el preferido en Latinoamérica

Este implante es bastante desconocido en España, aunque en otros lugares del mundo, como en Latinoamérica, “es uno de los métodos mas usados”.

“En España se suele recomendar más la píldora por ser el método que más conocen las mujeres y porque la píldora combinada produce una regulación muy buena de los ciclos menstruales y hay muchas mujeres que buscan este efecto además del efecto anticonceptivo”, expone la doctora.

Sin embargo, este implante también es esencial para aquellas mujeres con problemas en su menstruación como, por ejemplo, con ovarios poliquísticos.

Contraindicaciones del implante hormonal

Es un método anticonceptivo con muy pocas contraindicaciones, muchas menos que otros métodos.

Según su prospecto no puede implantarse:

En caso de alergia al etonogestrel o a alguno de los demás componentes de este medicamento.

Si padece trombosis activa en el momento de la inserción. La trombosis es la formación de un coágulo de sangre en un vaso sanguíneo, aunque pasado el episodio agudo puede ser un método adecuado para pacientes con alteraciones de la coagulación sanguínea que contraindiquen el uso de estrógenos.

Si padece o ha padecido ictericia (coloración amarillenta de la piel), una enfermedad del hígado grave (cuando el hígado no funciona correctamente) o un tumor en el hígado.

En el caso de haber tenido cáncer de mama o de los órganos genitales o hay sospechas de que pudiera tenerlo.

Si usted tiene cualquier sangrado vaginal sin alguna causa justificada hasta que este sangrado no haya sido estudiado por un médico.

Agencia

Para recibir más noticias como estas Unete a nuestro Canal de Telegram.
UNIRME A TELEGRAM




Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba