Luis Ortega Alcalde
DestacadosSucesos

Antisociales se camuflan en Marketplace para robar a los incautos

La crisis venezolana, más de 3 años continuos en hiperinflación aunado a un año de pandemia, por otro lado el desempleo, el aumento de los precios de los alimentos, medicinas y situaciones generadas en los últimos meses, ha incrementado de manera importante los índices delictivos en Venezuela.

Homicidios, feminicidios, secuestros, hurtos y robos, siendo este último el delito más practicado y en el que el delincuente se ha visto en la necesidad de «reinventarse» para evitar los peligrosos asaltos a mano armada.

Recibe las noticias directo en tu Whatsapp.
UNIRME A GRUPO DE WHATASPP


Ya ese modus operandi al parecer pasó de moda, ahora roban sin pistolas, ni cuchillos, sólo con una buena labia y con una cuenta de Facebook.

Te puede interesar: Cicpc exhorta a que no se realicen compras por Marketplace (Video)

Marketplace es el medio de compra y venta más utilizado en Venezuela tras el poco uso de páginas de ventas como mercadolibre y otras que ofrecen este servicio. La clave es que este servicio está dentro de una de las redes sociales más usadas en el mundo.

Tan sólo basta crear un perfil, que puede ser falso y sin fotografías personales para tener acceso a esta página (Marketplace) en la que los delincuentes pueden acceder y ofrecer un falso producto o también ofertar para una falsa compra programada.

El modus operandi

Normalmente los perfiles usados por los antisociales para concretar robos y estafas a través de Marketplace carecen de información personal, datos reales, sin verificación telefónica, sin fotografías personales. Usan imágenes de carros de lujo, artistas famosos, zapatos de marca y otros objetos que no revelan ningún dato de quienes están detrás de ese perfil.

Tras este primer paso, el segundo es captar a posibles incautos, personas sin malicia que buscan un producto específico para comprar o vender. Los artículos más buscados por los ladrones del Marketplace son los teléfonos de última generación (smatphone), cónsolas de videojuegos y las bandas más organizadas apuntan a los carros.

Durante la conversación el delincuente no ofrece ninguna información personal, siempre o casi siempre usa el pretexto de «no tengo teléfono», esto con el fin de que el «cliente» no tenga un número de contacto fijo o seguro para localizarlo. Tampoco ofrecen su dirección de residencia, casi siempre dicen estar del otro lado de la ciudad.

Tras envolver a una persona con una supuesta compra o venta del producto, el incauto cliente procede a la siguiente pregunta: ¿Dónde concretamos?

Es allí donde la astucia del ladrón sale a relucir, siempre eligen su zona de confort, sitios como barrios, mercados populares y parques abiertos sin mucha concurrencia donde tras concretar el robo o estafa puedan huir con facilidad.

Casi siempre hay un cambio de planes en el sitio de encuentro, el antisocial en inicio propone un sitio lejano a la zona de residencia de la víctima, tras unos minutos de ligera discusión en cuanto al sitio, el delincuente «a propósito» accede a un encuentro en otro sitio mucho más cercano a la residencia de la víctima, pero sin dejar de estar en sus planes.

Hay dos maneras de concretar el robo o la estafa. La primera es mediante la aplicación de la violencia. Al llegar ambas personas en el sitio, de poca concurrencia, amenazan a la víctima con un arma y la obligan a entregar el producto o dinero y pertenecias que llevan.

En el otro modus operandi que ha tomado mucho auge en los últimos meses, el delincuente hace una falsa transferencia, ya que anteriormente ha pedido los datos bancarios de la víctima, lo que le da suficiente tiempo para que el ladrón realice su «arte» para engañar al cliente.

Tras mostrar la supuesta transferencia, el cliente incauto suele quedar satisfecho, sin consultar su cuenta bancaria. De ese modo el delincuente se va tranquilamente y sin rastro. Imposible volver a contactarlo, no hay contactos telefónicos, no hay fotografías ni datos que pudieran ofrecer alguna ayuda para contactar al delincuente nuevamente.

Precaución

Autoridades venezolanas han alertado a la colectividad a que no realicen compras a través de la plataforma para evitar este tipo de situaciones que en el peor de los casos ha dejado víctimas fatales en varias ocasiones.

Si en algún momento decide realizar una compra o venta a través de Marketplace tome en cuenta las siguientes recomendaciones:

  1. Verifique que el perfil sea real (con fotos personales, verificación telefónica, y amistades reales)
  2. Pida un número de teléfono personal y fijo.
  3. Concrete un sitio seguro, comandos policiales preferiblemente.
  4. No realice transferencias por adelantado.
  5. En caso de que reciba un pago vía transferencia verifique que la misma se haya hecho efectiva.
  6. No permita que a última hora se cambie el sitio de encuentro.

Johanny Pernia

Mira nuestras noticias en Instagram.
SIGUENOS EN INSTAGRAM




Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba